VISITAS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL WESTERN

 

UN HOMENAJE A UN GÉNERO ESTRICTAMENTE CINEMATOGRÁFICO

 

 

 

 

No he dejado este genero en la cuneta nunca, lo he admirado, amado y hay títulos como CENTAUROS DEL DESIERTO, LA CONQUISTA DEL OESTE Y HORIZONTES DE GRANDEZA, que los llevo en vena. No es un tema fácil de desarrollar, reúne tantos afluentes, tantas connotaciones históricas, románticas, héroes y heroínas, secuencias míticas...que no es de extrañar que se le denomine "genero estrictamente cinematográfico". Escribir sobre el western es uno de los retos mas difíciles que me he impuesto y todo el que me conoce bien lo sabe... siento una atracción fatal por los retos  y este es uno, espero salir bien, porque:

 !!VA POR LOS AMANTES DEL WESTERN!!.

 

 

 

El western es el género clásico americano por excelencia y su marco histórico se sitúa en el Oeste Norteamericano del siglo XIX, con todos los problemas humanos, sociales y políticos de la época. Como género, su esplendor se ha mantenido a lo largo de la Edad de Oro del cine, pero su prominencia como tal decayó un poco desde fines de la década de los setenta, si bien ha logrado en los noventa un reconocido, pero fugaz resurgir. El Western es el género que mejor define la industria cinematográfica de los Estados Unidos y con nostalgia se adentra en los años de expansión de la civilización sobre las fronteras de los nativos en la conquista de un territorio virgen. Las películas se desarrollan en los estados del Oste norteamericano durante el periodo que abarca desde el comienzo de la Guerra Civil en 1860 hasta el final de las llamadas Guerras Indias de 1890, sin embargo, este periodo cronológico presenta sus alternativas. Algunos westerns incorporan la Guerra Civil, conflicto esencialmente ligado al este del Río Mississippi, e incluso han cruzado la frontera norteamericana hacia México.

El denominador común mas popular de estos Films es un personaje central de características nómadas o errantes similar a los caballeros de los antiguos cuentos europeos, enfrentando villanos, rescatando mujeres en peligro y transgrediendo las normas de las estructuras de la sociedad sin traicionar su honor, bajo la figura de un vaquero o un pistolero cuya caracterización incluye una vestimenta típica, su revolver y su fiel caballo, figura que llega a adquirir dimensiones importantes para la historia narrada. El western toma estos elementos y los usa para contar tramas morales ambientadas en el escenario del oeste, muchas veces un paisaje desértico, salvaje y desolador con sus ranchos y fuertes en medio de la nada y otras tantas veces en la típica descripción del pueblo del oeste: el almacén local, las vías del tren en cuyos vagones albergara persecuciones, un banco que será atracado, la cantina de bebidas, juegos de azar, música autóctona y prostitutas, frecuente escenario de peleas y tiroteos entre los fuera de la ley y finalmente la celda que albergara a los malhechores. Como genero el western es polifacético y contiene varios subgéneros con Films que se ambientan en las Guerras Indias, la Guerra Civil y las Guerras Mexicanas. De todas maneras, es usual que el western retrate la conquista de una civilización, sobre la barbarie y la subordinación de la naturaleza o lo nativo o la confiscación de territorios sobre los derechos de los habitantes de los mismos. El genero escenifica una sociedad organizada en base a los códigos de honor, ya sea en familia o en soledad, más que al apego de la ley en si. En las películas las temáticas están contrapuestas y el avance de la civilización es inevitable. Todo ello tuvo un maestro, un hombre mítico, un dibujante increíble de sensaciones, un enamorado del genero y un grandísimo director de actores. Para mi John Ford es sin lugar a dudas el padre. En sus Films consigue que el paisaje natural, entre en juego limpiamente, enfrentándose a situaciones que le hacen espectacular y sumamente cinematográfico.

Los primeros westerns eran filmados en estudios, al igual que otras películas de Hollywood, pero cuando la filmación en exteriores se hizo mas común, los productores utilizaron locaciones aisladas en el Oeste en lugares como California, Utah, Arizona, Nevada, Texas, Kansas y El Gran cañón de Colorado, haciendo del paisaje no solo un factor mas vivido y evidenciable, sino al punto de convertirse en un factor fundamental del film. Como arquetípicos personajes vaqueros y pistoleros juegan un rol fundamental en las películas. En sus frecuentes batallas contra los nativos americanos, estos últimos son retratados como villanos y deshonestos, si bien el western revisionista les otorga un lugar alejado de dicho estereotipo y les da un tratamiento mas comprensivo.

El genero encuentra sus raíz iniciática en el film The Great Train Robbery que Edwin Porter rodaría en 1903, época del cine mudo, haciendo populares a estrellas interpretativas como Broncho Billy Anderson y Williams S. Hart. Cineastas como David Wark Griffith con The Massacre, en 1909 y una gran cantidad de cortos dieron vida al género. Durante la etapa del cine mudo el maestro John Ford plasmaría en El Caballo de Hierro (The Iron horse, 1924), un estilo entre romántico y épico que sentaría la estética que caracterizaría al western clásico que popularizaría con su obra cumbre La Diligencia en 1939, despues de muchos años de filmar westerns de clase B. La Diligencia fue un punto de inflexión donde personajes y situaciones cobraban mas peso y encontraban su densitud moral. Ese mismo año Cecil B. De Mille filmaría de forma espectacular la construcción de una ferroviaria en Union Pacific (1939). Los cimientos del género estaban poco a poco consolidándose y la época de esplendor no tardaría en llegar.

 

 En la historia de Hollywood, es un género con una rica historia que se extiende en formato y contenido a otros géneros como la comedia, la parodia y el musical. En su época de oro, el genero esta marcado y delineado por la obra de dos directores: John Ford y sus innumerables colaboraciones con el protagonismo del clásico interprete masculino que lo convirtió en leyenda: John Wayne. y Howard Hawks con su trilogía Río Rojo, Río Bravo y El Dorado. En los años ’40 otro western de características románticas y épicas cobraría rumbo de clásico: Murieron con las Botas Puestas, de Raoul Walsh. John Ford retornaría a su preciado Monumental Valley con Pasión de los Fuertes, para filmar una oscura versión de la batalla en OK Corral con el mítico personaje de Wyatt Earp en la piel de Henry Fonda, un western crepuscular que va de lo melancólico a lo trágico. Luego existen dos ejemplos paradigmáticos que ilustran el western de aquellos años: Duelo al Sol, una superproducción del todopoderoso productor David O. Selznick y dirigida por King Vidor y en 1956 Centauros del Desierto, un film importantísimo y toda una joya del cine, donde se mostraba a John Wayne como típico héroe de estas películas que acapararía la atención en el conflicto armado. El arquetipo de protagonismo masculino que encarnaba Wayne atraía a la audiencia y otra faceta del mismo entregaría en su enésima colaboración con Ford para el film magnifico: El Hombre Tranquilo, en un tándem que generó devoción entre los seguidores del genero, he hizo de la década de los cincuenta, el mayor esplendor del western en toda su historia.

Algunas películas posteriores a la Segunda Guerra Mundial comenzaron a cuestionarse los ideales y el estilo del western tradicional. Buscando nuevos horizontes, donde se descubren elementos narrativos y estilísticos que transformaron el lenguaje: un tono mas oscuro generalizado, un sentido mas cabal del antihéroe, papeles mas preponderantes para las actrices, un retrato mas sincero de los nativos americanos, una visión critica sobre los grandes negociados, el gobierno americano, la milicia y su política de acción. De pronto comienza a cuestionarse la acción de las figuras masculinas, hay un incremento en el uso de la violencia y se incluye si bien de forma no tradicional el factor sexual, se añade el humor negro. Es decir, hay un cambio radical que favorece al realismo, por el romanticismo de otras épocas, como lo es el clásico de culto de Nicholas Ray: Johnny Guitar y su despliegue casi operístico, una sinfonía de amor y odio con una Joan Crawford insuperable.

Durante las décadas del sesenta al setenta, el genero llega a Italia con el formato de Spaghetti Westerns o Italo-Westerns. Muchos de estas películas eran de bajo presupuesto y rodadas en locaciones que en sus paisajes remitían a las utilizadas en Norteamérica. Los Spaghetti Westerns se caracterizaban por la presencia de más acción y violencia que los típicos westerns hollywoodenses.. pero de muy baja calidad, solo de este subgénero, sobresale alguna obra de Sergio Leone, Films de bajo tono, siempre en las antípodas de lo concebido por aquellos años de oro en Hollywood, como por ejemplo: Solo Ante el Peligro, de Fred Zinnemann y protagonizada por Gary Cooper. Cooper fue otro referente del genero, que también trabajará a las ordenes de Robert Aldrich en Veracruz, con Burt Lancaster y Anthony Mann, un gran profesional de la dirección, como lo demostró junto a James Stewart en Winchester ‘73, pero estos últimos ejemplos encumbrados dentro del denominado western tradicional. Charles Bronson, Lee van Cleef y Clint Eastwood se convirtieron en estrellas del Spaghetti Westerns, pero sin muchas pretensiones, compartiendo cierta fama, adornando sus papeles con otras figuras rutilantes de la época como Jason Robards, James Coburn y Henry Fonda.

El Spaghetti Western obtiene esta denominación, que a mi me repela, por estar centrado en Italia y encontrar allí su nido ideológico y financiero. Caracterizado en sus origines por bajo presupuesto, violencia mas marcada, una puesta en escena minimalista que desmitificó ciertos estándares del western clásico, como algunas convicciones. No me atrevería a dar títulos, como cinéfilo y estudioso del Séptimo Arte, los títulos no me salen, son obras de gran meciocrecidad. El mas conocido y al mismo tiempo paradigmático arquetipo de este subgénero es la trilogía dirigida por Sergio Leone: Por un Puñado de Dólares, La Muerte Tenia un Precio y El Bueno, el feo y el malo. Quizás este pináculo de la trilogía, protagonizadas por un Clint Eastwood prácticamente desconocido, que afortunadamente y con el paso del tiempo ha sabido darnos autenticas obras de culto, pero siempre tras la cámara, empleando una maestría indiscutible y admirable. Existe un titulo que quiero extraer de tanta basura y es: Érase una Vez en el Oeste. titulo que yo sacaría de tanta falta de ingenio. 

 

El término revisionista se usa para describir Films que cambian la concepción tradicional del género en base al uso de nuevos elementos narrativos, estéticos y la incorporación de nuevos puntos de vista estilísticos e ideológicos. Entrados los sesenta, muchos realizadores comenzaron a cuestionarse el cambiar la manera tradicional de hacer westerns, en principio incrementando de forma positiva el rol de los nativos americanos hasta el momento tratados de salvajes. La audiencia también comenzó a cuestionarse el arquetipo héroe  villano y el paradigma moral de usar la violencia para probar o justificar el accionar de sus personajes. Al mismo tiempo, las mujeres comenzaron a recibir roles mas preponderantes. Y quizás una perfecta combinación de revisionismo y entretenimiento resulto el clásico de George Roy Hill: Butch Cassidy and Sundance Kid, con dos figuras masculinas de enorme peso y popularidad: Paul Newman y Robert Redford.

Si vaqueros y malhechores son iconos de los héroes y antihéroes americanos en un genero modelo de dicha sociedad y sus bases como el western, el hecho de trasladarlos a otros géneros puede parecer como un proceso natural a lo largo de los años. Esta especie de transición entre el genero pionero que sentó las bases de un lenguaje cinematográfico y por otro lado de la aceptación de nuevas ideas para aplicarlo a otros contextos hace plausible el hecho de que parezca compatible con historias de ficción que toma parte en otros ambientes y donde un régimen sin ley lucha por la supervivencia social. Poco a poco y a medida que el genero se fue popularizando, algunos especialistas argumentaban que el western no necesariamente tenia que desarrollarse en el Oeste Americano, sino que en sus códigos podían encontrarse abordaje de temas en común y características formales del western. Tales son los casos de Los Siete Samuráis, de Akira Kurosawa, cuya concepción se inspiró en el clasico tradicional: Los Siete Magníficos, y en el nada despreciable Hud, de Martin Ritt o la magnifica Los Inadaptados de John Huston, último trabajo de Clark Gable y en donde la actriz Marilyn Monroe nos demostró que es mas que un bello cuerpo. Este film de culto es una muestra brillante del género.

A raíz de este movimiento, la corriente crítica comenzó a considerar desde otra perspectiva al cine y esta evolución, intelectual si se quiere, emergía como una visión del cine en forma de arte emergente. En ese entonces, la teoría sobre los Films intentó buscar el significado mas profundo de las películas bajo su estructura semántica y considerando el ambiente de donde surgía el western se lo catalogaba con una moral simplista lo que convirtió al genero en una serie de convenciones y códigos que se relacionaban con su audiencia de forma metódica y cuyos personajes y situaciones se atenían a los lugares comunes y la repetición, visión que precipito el ocaso del genero hasta amenazaron su desaparición. Cineastas emergentes vieron la veta en el género como una oportunidad para expandir su crítica sobre la sociedad americana y sus valores, como lo ejemplifica Pequeño Gran Hombre, de Arthur Penn o para desmitificar ciertos cánones del género como el notable Grupo Salvaje, de Sam Peckinpah. Otros Films, como los que dirigió Clint Eastwood siguieron su línea, como es El Fugitivo Josey Wales, que daba relevancia al reparto femenino y trataba a los nativos de una manera más comprensiva.

El mismo John Wayne, icono del macho americano por excelencia, héroe del western se animó a la dirección con el clásico de tonos épicos El Álamo. Por aquel entonces, un actor y en cierto modo figura ajena al género, demostraría en su opera prima sus grandes dotes de buen director y su acertado manejo de los tiempos del género: un acercamiento a los dobleces, inolvidable fotografía, ambigüedades, revanchas y venganzas...como fué:  El rostro Impenetrable, de Marlon Brando. Incluso Ford formaría parte de esta corriente revisionista reuniendo a John Wayne y James Stewart ya en las postrimerías de su carrera, junto a Lee Marvin para un clásico imprescindible: El hombre que mató a Liberty Valance, para algunos cinéfilos, críticos e historiadores del genero: la última gran obra de Ford, y la quintaesencia del western crepuscular.

 

Años mas tarde, Clint Eastwood rodaría una estimable película: Sin Perdón, utilizo un tono dramático para criticar el típico uso de la violencia con el objeto de promover falsos ideales de hombría que por su condición se abusaban de las mujeres y de las minorías étnicas, en el film ya se adivinaba su enorme profesionalidad y sus dotes de esplendido director. Mas adelante en el tiempo, esta concepción seria tomada de forma paródica o puramente livianas para brindar Films que auto justificaban estos códigos como Maverick de Richard Donner o Kevin Costner con Bailando con Lobos, Costner resucito los mitos y las convenciones originales del género, pero preservo las polaridades extremas que catalogaban a los personajes como buenos o malos. Personalmente Bailando con Lobos siempre me pareció una pequeña obra maestra, con todos los ingredientes, rodaba con generosidad largos planos de gran belleza, donde los cinéfilos nos encontramos como en casa. Incluso el papel del héroe es como un ser estoico e individualista, apegado a su propio código de honor que se convirtió en una marca ya clásica... !!esplendido film!!.

Puede ser reconocido en personajes interpretados por protagónicos del género noir o incluso superhéroes del cine fantástico, con la salvedad de desenvolverse en contextos urbanos. Otra vuelta de tuerca al género resultó una concepción futura, casi apocalíptica del mismo donde una sociedad lucha por reconstruirse en medio de una catástrofe como valen de ejemplo El Mensajero, de Kevin Costner y Mad Max, protagonizada por Mel Gibson. Ciertas convenciones del género fueron tomadas y transferidas a obras de ciencia ficción, como la estructura narrativa que de forma original impuso Solo Ante el Peligro y fue adaptada por Peter Hyams en Atmósfera Cero. Aun más emblemático es el caso de George Lucas y su delirante Star Wars, film que uso diversos elementos del western, entre ellos la puesta en escena de una cantina o la vestimenta del personaje de Han Solo, con el objeto de revitalizar cierta mitología cinematográfica que durante largo tiempo se le atribuyo al género. Se comprende cada vez mas que el western no está solo en las praderas, los indios, las diligencias perseguidas....Es el genero mas cinematográfico de todos y lo que escribo es un pequeñísimo homenaje a esos Films que en mi adolescencia pude disfrutar en mis queridas salas de programa doble, siempre impulsado por la persona que inyectó el cine en mis venas...!!Mi idolatrado padre!!.

Figuras de categoría como Kevin Costner y Clint Eastwood, tanto en sus labores como interpretes o como directores, han ayudado a revitalizar un género que parecía perdido y se han convertido en protagónicos iconos y referentes de la nueva corriente del género, rescatando valores olvidados y ofreciendo un matiz contemporáneo muy valioso. El genero jamás recuperó sus mejores días y quizás su esplendor ya no vuelva, pero si estrellas como las mencionadas se mantienen activas, seguirán contribuyendo a que siga vigente y seguramente servirán de inspiración para que futuras generaciones sigan produciendo y aportando en un género que lleva la clásica marca de la historia norteamericana y que, mas allá de sus altos y bajos a lo largo de los años, sea una de las cualidades porque Hollywood se ha convertido en inmortal. 

             

 

                             

 Existen comentarios del maestro por excelencia del genero JOHN FORD, que aclaran mucho la mentalidad lucida de un hombre que nos dió momentos antológicos en este tipo de cine:

 

 

-"Cualquiera puede dirigir una película, una vez que conozca los fundamentos. Dirigir no es un misterio, ni tampoco un arte. Lo más importante acerca de la dirección es: fotografiar que el publico desea ver en pantalla-"

-" Es más fácil conseguir un actor para ser vaquero, que conseguir un vaquero que sea actor.-"

-" Yo no he aparecido en las ceremonias de los Oscars para recoger cualquiera de mis tres premios. Una vez fui a pescar, otra vez hubo una guerra en curso, y en otra ocasión, recuerdo, me llevaron a casa totalmente borracho-"

-" Para un director hay reglas comerciales que es necesario obedecer. En nuestra profesión, un fracaso artístico no es nada, un fracaso comercial es caótico. El secreto está en hacer películas que agraden a todo el publico y también permitir que el director revele su personalidad.-"

-" Esto puede molestar a muchos, pero John Wayne, es el mejor actor que he conocido.-"

-" En cuestión de belleza, Dolores del Río se encuentra muy cerca de Greta Garbo. Ambas abren la boca y se transforman en diosas.-"

-" A los indios nativos los he tratado mal, he manchado nuestro escudo, les hice robar, engañar, asesinar, pero mataban al hombre blanco y.. !! Dios!!... salían las tropas.-"

-" Yo soy ... un hongo, a la que el rocío del cielo, le cae de vez en cuando.-"

-" Yo soy un demócrata liberal y un rebelde. Son mis penas silenciosas que cortan las cuerdas del corazón, como La venganza te muestra como tu propio verdugo.-"

 

 

 

 

Seguramente no hay género cinematográfico más genuino, pues no es tributario del teatro, la literatura o la música, como lo son otros géneros. El Western es cine en estado puro, y los esquemas y guiones que sirvieron para cimentar los clásicos, sirven hoy para películas de acción, aventuras o ciencia ficción. Más de un crítico dijo que "La guerra de las galaxias" era una cinta del oeste ambientada en el espacio. Sin profundizar en esa cuestión, lo cierto es que los valores que exalta: honor, amistad, justicia...  así como los sentimientos negativos que también tienen alguno de sus personajes: codicia, racismo, ansias de venganza... son perfectamente extrapolables y de gran actualidad en la mayoría de los géneros cinematográficos de hoy en día. Cierto es que los diálogos lacónicos, los paisajes áridos de grandes dimensiones, las estampidas de ganado, y otros elementos visuales del género como el saloon, los caballos, las diligencias, incluso los sombreros, están ya en desuso y apenas se producen westerns como aquellos.

 Profundamente ligado al cine épico, las grandes gestas, los héroes solitarios, las gloriosas batallas, el cine del Oeste fue evolucionando desde sus comienzos, y los presupuestos crecieron, películas como "El Alamo" o "La conquista del Oeste" nada tienen que ver con las modestas producciones de los años 30 y 40 y los argumentos también fueron variando según la perspectiva histórica. Los indios pasaron a ser personajes dignos y honorables, no los malignos salvajes de las películas antiguas; los protagonistas pasaron a tener más ambigüedad moral, junto con los efectos especiales en los tiroteos o en las peleas, por no olvidar algunas maravillosas bandas sonoras.

 

 

LA CONQUISTA DEL OESTE, TODA UNA EPOPEYA DIGNA DE VER

 

 

 Un género cinematográfico que parece haberse agotado, lo cual no es de extrañar teniendo en cuenta que empezó en los años 20, y que ha pasado por auténticas épocas doradas. Y seguramente una de las principales causas de este declive esté en sus iconos, en sus mitos. El héroe del western, encarnado en los grandes actores del género: Randolph Scott, Joel McCrea, Burt Lancaster, Kirk Douglas, Gregory Peck, Yul Brynner... no han encontrado repuesto en la actualidad, tal vez porque ellos fueron irrepetibles y algunos actores de ahora, parecen muñecos hinchables, creados para otros menesteres. Creo ser honesto con decir que solo uno queda en el panorama cinematográfico y es el maestro Clint Eastwood. Sus direcciones en Films que no hace falta mencionar, nos ha devuelto en muchas ocasiones nuestro inmenso amor por el cine, tal vez porque él mismo es el primer enamorado de un arte que no tiene rival. Todos lo llevamos en el pensamiento, el tomó el relevo y ha ido encadenando títulos ya míticos en el Séptimo Arte.

 

 

Entre los muchos directores que trabajaron, destaca sin la menor duda John Ford y entre los actores John Wayne ocupa un lugar privilegiado. No sólo por su habitual colaboración con Ford, sino por la histórica imagen del héroe del oeste que ha transmitido durante generaciones. John Wayne no era un actor habitual del western, era el western mismo. La encarnación del oeste en una persona. Las características de sus personajes: brusco pero noble y altanero pero valiente, esto apenas cambió en las películas que interpretó. Incluso repitió el mismo chaleco e idéntico sombrero en muchas de ellas. El publico acudía al cine a ver "una de John Wayne". No importaba el nombre que tenía el film. Tarzán o James Bond no cambian demasiado de una película a otra. John Wayne tampoco. Su filmografía es , en gran parte, la propia historia del western. Sus comienzos como vaquero cantante, dieron paso a títulos clave de los años treinta y cuarenta, como "La diligencia", "Río rojo" o "La legión invencible". En los años cincuenta protagonizó, entre otros Films, "Río Grande", "Centauros del desierto" y "Misión de Audaces". En los sesenta, "El Alamo", "Los comancheros", "El hombre que mató a Liberty Valance", "Los cuatro hijos de Katie Elder", "Eldorado", y "Valor de Ley". Ya en los setenta, interpretó "Los cowboys", "Ladrones de trenes", "La soga de la horca" y su testamento cinematográfico, un film realmente interesante, sórdido, atrayente, de enorme fuerza visual y de correctísima interpretación: "El último pistolero". Fué digno broche final a toda una carrera, que emulando a uno de sus Films mas notables, fué de VALOR DE LEY.

 

 

Gary Cooper incorporó también un personaje arquetípico, mucho más correcto que el de Wayne, se comportaba sin petulancia aunque era igualmente valeroso y leal. Títulos como "El forastero", "Búfalo Bill", "El árbol del ahorcado", "Tambores lejanos", "El jardín del diablo", "Vera Cruz" y "Sólo ante el peligro", le situaron en un lugar destacado, aunque yo el mejor Cooper le ví en otros títulos, sin el polvo del desierto, sin la sosería de Grace Kelly, o la vulgaridad de Maria Schell. Para mí el Gary Cooper mas valioso lo demostró sobradamente en películas como ARIANE o BOLA DE FUEGO.

 

 James Stewart pertenece a un estilo intermedio entre los dos anteriormente. Sus personajes no tienen la clase de los de Cooper y suele ser más peón que ganadero, tampoco transmite la seguridad y fortaleza de Wayne. Es lacónico y pacífico, pero sabe reaccionar con firmeza ante las dificultades. Su unión con Anthony Mann dió como resultado un puñado de grandes títulos como "Winchester 73", "Horizontes lejanos", "Colorado Jim" o "El hombre de Laramie". También trabajó con Ford en "Dos cabalgan juntos", "El hombre que mató a Liberty Valance" y "El gran combate", y con Hathaway en esa hermosísima epopeya titulada para gloria del Séptimo Arte: "La conquista del oeste".

 

 

Henry Fonda colaboró también asiduamente con John Ford , pero su registro era mucho más variado que el de los otros actores. Interpretó personajes intachables como Abraham Lincoln en "El joven Mr. Lincoln", Wyatt Earp en "Pasión de los fuertes", o el sheriff de "Cazador de forajidos", pero también fué muchas veces pistolero, como en La venganza de Frank James, Los malvados de Firecreek, El hombre de las pistolas de oro y Hasta que llegó su hora. Además, dió vida a un fanático militar en "Fort Apache", y a un peculiar jugador de póker en "El destino también juega", y a un alcaide de ambigua moralidad en "El día de los tramposos". Fonda era de una dinastía muy especial, fué un actor de los mas sutiles que pasaron por el cine, y creo con razonamiento que se merece un lugar muy destacada, entre los favoritos del maestro John Ford.

 

 

 Clint Eastwood es una figura imprescindible no solo en el western, sino en el cine actual. Su labor de director es sobresaliente, su sensibilidad y buen hacer tras la cámara, difumina sus papeles del principio de su carrera. Es uno de esos nombres que atraen la cartelera con el simple hecho de ver su nombre en la dirección, siendo sinónimo de obra importante. No quiero dejar aparte su aportación en SIN PERDÓN, que le valió dos oscars.

 

Gregory Peck tiene páginas importantes dentro de la filmografía del género., con Films como "El pistolero", "Duelo al sol" o "La conquista del oeste". Burt Lancaster, Kirk Douglas y Robert Mitchum también han interpretado hombres de las llanuras polvorientas, Lancaster fué tanto un rematado bribón en "Vera Cruz", como un indio en "Apache" o el recto Wyatt Earp en "Duelo de titanes". Douglas estuvo soberbio en Films como "La pradera sin ley", "El último tren de Gun Hill" o "El día de los tramposos". Por último, Robert Mitchum se inició en el cine a través de Films del oeste de serie B. Más tarde trabajaría en "Río sin retorno", "Tres vidas errantes", y "Eldorado", entre otras.

Está claro que el western es el género mas misógino si exceptuamos el bélico. Apenas hay aportaciones femeninas de relevancia. Las mujeres interpretan personajes secundarios y necesitados de protección. Podemos encontrar excepciones en actrices como Grace Kelly en "Solo ante el peligro", Joan Crawford en "Johnny Guitar", mi Marlene Dietrich en "Encubridora", Bárbara Stanwyck en "la reina de Montana", Jane Fonda en "La ingenua explosiva", o la bellísima Claudia Cardinale en "Hasta que llegó su hora", sin olvidar rostros tan gratificantes como el de Maureen O´Hara y Olivia De Havilland.

 

                        

 Sin duda John Ford es el director que más ha aportado al cine del oeste. Algunas de sus obras, como "Pasión de los fuertes", "La diligencia", "Fort apache", "Centauros del desierto", o "El hombre que mató a Liberty Valance" son obras maestras, de culto y pilares básicos. dentro del género. Curiosamente, ninguno de los cuatro "Oscar" que ganó fué por un western, y es que este género ha sido el gran olvidado por la Academia de Hollywood. En el intervalo de 60 años sólo dos películas del oeste consiguieron el premio a la mejor película : "Cimarrón" y "Bailando con lobos" .....Ese dato es más que significativo...y solo se le puede atribuir a la estrechez de mente de muchos de los componentes de la ilustre Academia.

 

 

El western siempre me apasionó, es un genero tremendamente visual y por lo tanto es cine al cien por cien, sus espacios abiertos, y algo fundamental y muy importante: la música. En sus films es utilizada hasta la saciedad, como también en aquellas creadas específicamente para el género, así como las de influencia mejicana o española. Al igual que con directores y actores, ha habido músicos que han sido especialistas en el western, y de entre ellos destaco los siguientes :

 

Dimitri Tiomkin

Elmer Bernstein

Víctor Young

Ennio Morricone

Alfred Newman

Hugo Friedhofer

Cyril Mockridge

Jerome Moross

John Williams

Jerry Goldsmith

John Barry

James Horner

Lennie Niehaus

 

 

La música realza imágenes, el argumento atrapa y nos deja sin aliento, las viejas montañas rocosas son parte de muchos de nuestros primeros sueños con el Séptimo Arte, pero hay algo que nos hace grandes y es, todo ese cortejo que nos evade de las miserias del mundo, al que llamamos cine y es tan nuestro como el sentimiento que nos impulsa a amarle.